Los asaltantes usualmente suelen verse nerviosos, groseros y la mayoría de ellos intimida a las personas para lograr su objetivo, pero éste bandido es todo lo contrario. 
 
Las autoridades lo han apodado el “asaltante disculpas” ya que el joven llegó a una gasolinera y pidió disculpas dos veces al pedirle a los trabajadores el dinero.  
 
“Siento mucho tener que hacer esto”, dijo el ladrón. Después repitió con tono de remordimiento “Siento mucho tener que hacer esto muchachos”. 
 
El malhechor que aparece en el video de seguridad de una gasolinera de Austin, parece ser un hombre joven. Pero a pesar de sus buenos modales, la policía de dicha ciudad lo está buscando. 
 
El “asaltante disculpas” podría estar involucrado en otros seis robos.