NUEVA YORK – Una pequeña de seis años es salvajemente atacada por un perro pit bull en el Bronx.

La niña caminaba con su abuela en la avenida Webster cuando el perro corrió hasta la niña, la derribó, la mordió y arrastró.

Gracias a la ayuda de un hispano, Eduardo Candelier, quien rápidamente corrió y valientemente retiró el animal de la pequeña, la niña logró sobrevivir al ataque.

La víctima fue luego llevada hasta el hospital, donde fue tratada por heridas menores en su brazo y pierna derecha.

El dueño del animal, quien permaneció en la escena, recibió multas por tener el perro suelto.