De nuevo la Iglesia católica es noticia por declaraciones reformadoras, esta vez sobre el celibato.

El arzobispo Pietro Parolin, quien asumirá el próximo 15 de octubre como nuevo secretario de Estado del Vaticano,  dijo que el celibato se puede discutir, que no es un dogma de la iglesia sino una tradición eclesiástica.

Parolin, quien actualmente es el Nuncio Apostólico de Venezuela, hizo estas declaraciones al periodista Roberto Guisti del diario El Universal.

El Nuncio dijo que se siente muy identificado con el papa Francisco y la forma como él está en favor de los más necesitados.