Un terremoto de 7.6 grados sacudió el sur de México y en la capital también se sintieron los temblores.