MEXICO - Miles de maestros volvieron a tomar el miércoles calles de la ciudad de México tras marchar rumbo a la residencia presidencial, un día después de que fueran promulgadas leyes educativas que los profesores buscaron sin éxito bloquear.

Como en al menos otras 14 ocasiones anteriores en poco más de un mes, los maestros de una facción disidente del sindicato magisterial afectaron la circulación de una de las mayores ciudades del mundo para manifestar su rechazo a las reformas educativas que plantean quitar parte del control sindical que se tiene sobre el sistema educativo al hacer obligatorias evaluaciones a profesores para entrar o permanecer en sus puestos.

Las protestas de los maestros agrupados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación se han vuelto una presencia regular en la capital de México y otras ciudades del país.

El gobierno izquierdista de la ciudad de México ha evitado intervenir e impedir bloqueos, lo cual ha generado frustración entre algunos residentes.

El presidente Enrique Peña Nieto promulgó el martes las leyes que completan la mayor reforma al sistema de educación pública en la historia reciente de México.

Con la promulgación de las leyes se inicia la implementación de los cambios en las escuelas del país.