A pesar de las deportaciones y de los peligros que corren las personas indocumentadas en la frontera, un nuevo estudio reveló que hay muchos inmigrantes que no tienen miedo de intentar cruzar la frontera una y otra vez. 
 
“Tenemos ese espíritu de superación para nuestras propias familias y para uno mismo”, dijo Andrés, un inmigrante indocumentado.
 
Y es que como Andrés hay muchos inmigrantes que prefieren correr el riesgo de ir a la cárcel a dejar de luchar por ese “sueño americano”. 
 
Eso es precisamente lo que encontró un estudio del American Sociological Review realizado a 1600 hombre mexicanos. El estudio indicó que los inmigrantes no le tienen miedo ni a los arrestos ni a las deportaciones, porque le temen más a la pobreza en su país y al no poder alimentar a sus familias. 
 
“La gente que cruza de forma regular no lo hace porque tenga una tendencia a cometer actos ilícitos, lo hacen por una necesidad económica y pondera claramente los riesgos, el costo y el beneficio de hacerlo” dijo el analista Octavio Pescador. 
 
“Intentar de nuevo… cruzar de nuevo” dijo un inmigrante que aseguró que tuvo suerte al cruzar ilegalmente ya que no lo detuvieron, pero aseguró que lo intentaría cuantas veces fuera necesario. 
 
El estudio también dijo que la mitad de los hombres encuentra justificado violar las leyes migratorias.