El hallazgo de un tiburón toro de dos cabezas ha sorprendido a los científicos, que nunca antes habían visto una malformación de este tipo.

El animal fue hallado por un pescador, al abrir el útero de un tiburón toro.

El extraño fenómeno se produjo, cuando la formación de tiburones gemelos se interrumpió en su etapa de desarrollo.