Fuertes reacciones ante la idea de que pronto un plan saque de las sombras a millones de indocumentados.

Funcionarios de Estados Unidos Demócratas y Republicanos, unen fuerzas para impulsar una reforma migratoria y hasta el presidente Barack Obama está de acuerdo.

La esperanza de un futuro mejor para millones de indocumentados es más grande que nunca, y muchos en la comunidad exponen sus puntos de vista.

Hay desde quienes tienen toda su fe en que ahora si se hará este plan realidad, hasta los que no confían y creen que todo es truco político para ganar popularidad.

Se espera que este martes el Presidente Barack Obama hable al respecto desde Las Vegas Nevada, así que desde ahora la atención de muchos ya está en que serán los detalles del plan.