ARCOSANTI (Arizona) – Ubicada a hora y media al norte de Phoenix, Arcosanti es una ciudad a la que muchos llaman futurística, no solo por su arquitectura, sino por la forma en que viven sus habitantes.

Sus edificios están construidos de concreto y fueron diseñados con un estilo al que su creador Paulo Soleri llamó, Arcology, es decir arquitectura en completa armonía con el medio ambiente.

“Pensamos que una ciudad puede ser tridimensional, que pueda crecer hacia arriba y no hacia los lados” dijo Jeff Stein, presidente de la fundación Cosanti.

Stein, fue decano de varias escuelas de arquitectura en Boston y actualmente vive en Arcosanti y esta encargado del proyecto que empezó su construcción en 1970, diseñada por el arquitecto italiano Paulo Soleri.

Pablo Boutyette vive y trabaja en Arcosanti, además estudia energía solar y dice que esta feliz viviendo este estilo de vida que le permite gozar de la naturaleza a su máximo esplendor “compartimos el edificio, los lugares públicos, compartimos talleres, compartimos la vida. Somos parientes de alguna forma”

Su estilo de vida esta basado en compartir y en disfrutar del medio ambiente sin dañarlo “la idea es tener una ciudad para peatones, que no este llena de carros y monóxido de carbono. Que todos respiren aire puro y aquí lo estamos logrando” señaló Stein.

A Arcosanti llegan estudiantes de todas partes del mundo sedientos de aprender la técnica y llevarla a sus países de origen. 

La arquitectura de Arcosanti esta influenciada de civilizaciones antiguas asegura Stein.

¿Pero cómo financian un proyecto de esta magnitud? ¿Cómo construir sin dañar el medio ambiente? ¿De donde surgen los alimentos? La respuesta en la segunda parte de este reportaje especial.