HOUSTON- Escuchar hablar de un asesino en serie, de un ladrón en serie y hasta de un mentiroso en serie es común. Pero ahora hay una nueva categoría: “defecador en serie”.

Así parece ser, por lo menos ése es el perfil de una persona que tiene azotado el vecindario The Woodlands Heights, uno de los más históricos y tradicionales de Houston.

El hombre está dedicado a salir muy temprano en las madrugadas o muy tarde en las noches para aprovechar la oscuridad y hacer –en lenguaje de los niños- “un número dos” en los jardines frontales de varias casas.

Un vecino del área reportó a las autoridades que “el defecador en serie” ha hechos sus necesidades seis veces en el frente de su casa.

Otro fue más atrevido, y cansado de las sorpresas que se encontraba a plena luz del día, decidió poner una cámara de seguridad en un árbol para tratar de identificar al sospechoso.

Las autoridades tienen varias pistas del sospechoso a quien esperan capturar en las próximas horas.