LOS ÁNGELES (California) – Autoridades advierten de nuevo a la comunidad sobre el mal uso de los medicamentos, pues cada vez es más común, que tengan el fin equivocado y terminen siendo drogas que causan adicción.

Esto lamentablemente se ve mucho entre jóvenes,  que se roban las medicinas de sus padres  para consumirlas o venderlas entre sus amigos, precisamente como droga recreacional.

Activistas en contra de esta práctica, aconsejan a los padres que estén muy atentos al comportamiento de sus hijos, y en especial que guarden siempre sus medicinas en un lugar seguro.