La estructura legal de tu negocio influye en todo, desde los impuestos que paga hasta las personas que toman decisiones y asumen responsabilidad del negocio.