Un vuelo de la compañía Delta que se dirigía a España desde el aeropuerto JFK de Nueva York tuvo que regresarse y hacer un aterrizaje de emergencia después de que fueran descubiertos en el baño del avión unos "cables sospechosos", informó NBC.

El vuelo Delta 126 despegó con destino a Madrid aproximadamente a las 20:10 hora local de la costa este. Poco después miembros de la tripulación fueron alertados de que había unos cables cortados en un lavabo de la aeronave y las autoridades decidieron llevar el avión de regreso al aeropuerto.

El avión aterrizó de nuevo en el aeropuerto neoyorquino sobre las 21:45 hora local, informó el canal de televisión.

Los pasajeros fueron evacuados y las autoridades iniciaron una revisión del avión.

Según CBS, una brigada de la patrulla antiexplosivos de la policía aeroportuaria fue llamada al lugar para que inspeccionara la aeronave.

La Administración de Seguridad de Transporte "TSA" dijo que luego de una búsqueda intensa, no encontraron ningún explosivo.

Los pasajeros fueron transportados hacia España en un vuelo distinto a tempranas horas de este viernes.