MANCHESTER (Nueva Hampshire) - El aspirante presidencial republicano Mitt Romney regresó el lunes en la noche al estado donde anunció su candidatura, diciéndoles a sus simpatizantes en Nueva Hampshire durante su último mitin de campaña que necesita sus votos de nuevo.

"Todos sus votos y su trabajo aquí en Nueva Hampshire son lo que me ayudará a convertirme en el próximo presidente de Estados Unidos", expresó Romney ante una multitud estruendosa que colmó la arena Verizon Wireless, con capacidad para unas 10,000 personas. "Se los agradecemos y les pedimos que permanezcan así hasta la victoria mañana por la noche".

Romney, que ganó las primarias republicanas en Nueva Hampshire, fustigó la política económica del presidente Barack Obama en medio de una recesión. "Uno de cada seis de nosotros es pobre", afirmó, y prometió generar el cambio que, estimó, solamente ha estado en el discurso del mandatario.

Para una cobertura completa de las elecciones, visita nuestra página especial Vota por tu futuro.

"Hablar es fácil, pero un expediente es real", dijo Romney.

El también ex gobernador de Massachusetts hizo las declaraciones después de que Kid Rock se subió encima de un piano para cantar la canción de la campaña "Born Free" mientras rayos láser rojos iluminaban la escena.

El encuentro en Nueva Hampshire era en principio el último acto de campaña de Romney, en la culminación de un día de intensas actividades en los estados de Florida, Virginia, Ohio y Nueva Hampshire. Pero en la tarde del lunes, el equipo de Romney anunció una acometida de último minuto en el mismo día de las elecciones, en la que el candidato estará en Cleveland y Pittsburgh en busca de votos para regresar a Boston, donde aguardará el resultado.

"Miren, nos queda una tarea pendiente, y es garantizar que el día de las elecciones tengamos la certeza de que vayan a votar todos los que estén habilitados", dijo Romney ante miles de personas dentro de un hangar en la ciudad de Sanford, Florida, en el primero de sus cinco actos de campaña del lunes.

Romney y su compañero de fórmula Paul Ryan tenían pautado realizar ese último recorrido por Cleveland la mañana del martes. Luego Romney viaja a Pittsburgh en la tarde.

Ohio es un estado crucial que Romney ha visitado en varias ocasiones y donde según las encuestas está muy pareja la contienda con Obama.

Romney dejó Pensilvania para la última semana de su campaña, una vez que los republicanos canalizaron a ese estado millones de dólares para la transmisión de mensajes políticos en un intento por ampliar la presencia del candidato en el mapa electoral.

Los actos de campaña en el día de las elecciones emulan a Obama, quien hizo campaña en Indiana en la jornada electoral de 2008. Al final, ganó el estado, que tradicionalmente apoyaba a los republicanos en comicios presidenciales. Una portavoz dijo que Obama no hará campaña política el martes, sino que permanecerá en Chicago y se dirigirá a los electores en los estados indecisos mediante entrevistas por radio y televisión.

Pero mientras los 11 votos de Indiana en el Colegio Electoral serían un buen agregado a los posiblemente 365 votos que le darían a Obama un triunfo categórico, Romney ha estado confiando en que Ohio lo lleve a la meta de lo que ha sido una contienda duramente disputada.

Sin Ohio, Romney tendría que ganar casi cada uno de los otros estados clave para vencer a Obama. La incorporación de Pensilvania cambiaría ese cálculo, pero los demócratas dicen que mantienen la confianza en que ganarán el estado que ha votado por los candidatos presidenciales de su partido desde 1988.

"Mañana, comenzamos un nuevo mañana", anticipó Romney en Florida, con la voz un poco ronca mientras se apoyaba en un apuntador electrónico para evitar errores por el cansancio. Para cuando llegó a Nueva Hampshire, el republicano había recorrido más de 24,000 kilómetros (15,000 millas) en cuatro días. Los cinco actos del lunes fueron el mayor número realizado por Romney en un solo día durante su campaña.

En total, ha estado buscando la presidencia por casi seis años.