NUEVA YORK - Durante el próximo debate presidencial, los candidatos sopesarán preguntas sobre los temas más importantes de nuestra época. Pero la más controversial podría ser "¿Cuál es su pizza favorita: con salchicha o salchichón (pepperoni)?"

Pizza Hut ofrece pizza gratis de por vida -una pizza grande semanal durante 30 años- o un cheque por $15,600 a quien le plantee esa pregunta ya sea al presidente Barack Obama o a su adversario Mitt Romney durante el debate del martes.

La oferta, que la cadena de pizzerías anunció el martes, amenaza con disgustar a millones de personas que esperan oír las opiniones de los candidatos sobre economía, sistema de salud y otros asuntos serios de interés nacional.

"Es una terrible pérdida de tiempo para los candidatos presidenciales, los organizadores del debate y todos los que desean escuchar", comentó Mickey Sheridan, barman de Queens, Nueva York, que es comensal asiduo de Pizza Hut. "Debería encontrar otro modo de publicitarse".

La iniciativa de Pizza Hut tiene lugar en momentos en que los publicistas buscan nuevas vías para llegar al público televisivo que cada vez se resiste más a sus comerciales tradicionales. También ocurre en un momento en que los estadounidenses prestan mayor atención a los debates presidenciales. El 3 de octubre, unos 67.2 millones de personas observaron el primer debate entre Obama y Romney, la mayor teleaudiencia para un debate presidencial desde 1992, según el servicio Nielsen.

No es la primera vez que se plantea una pregunta aparentemente frívola a un presidente o candidato durante un acto televisado en vivo. Uno de los momentos más famosos en la historia de la televisión se produjo durante un encuentro en 1994 por MTV cuando un miembro del público le preguntó al entonces presidente Bill Clinton: ¿Calzoncillos o boxers?, y éste respondió: "Por lo general, calzoncillos".