NUEVA YORK – El sospechoso de empujar mortalmente a un hombre a los rieles del subway recibe cargos.

Según las autoridades, Naeem Davis, de 30 años, ha hecho confesiones que lo incriminan con la muerte de Ki-Suck Han, de 58 años y residente de Queens, quien fue abatido este lunes por un tren Q que viajaba en dirección sur. El hombre fue declarado muerto momentos después en el hospital.

El suceso ocurrió en la estación de Manhattan localizada entre la calle 49 y la Séptima avenida de Times Square, según las autoridades.

La policía dijo que testigos confirmaron haber visto a dos hombres discutiendo en la plataforma, y que la víctima fue lanzada intencionalmente. Un testigo cedió a la policía un video donde captó parte de la discusión entre los implicados.

Luego de haber distribuido videos de cámaras de seguridad, un video de un usuario y varios panfletos con la foto del sospechoso, las autoridades dieron con el posible sospechoso.

El diario New York Post reportó que la esposa de Han dijo que ambos habían discutido, y este había se había dirigido hacia Manhattan borracho y enojado". Una botella de vodka fue recobrada, según las autoridades.

Por su parte Davis, quien tiene un largo historial criminal, dijo haberse ocultado y vio como el tren le quebró los huesos a su víctima, según la policía. Uno de los oficiales dijo que Davis no mostró ningún remordimiento.

El sospechoso fue detenido oficialmente y acusado de asesinato en segundo grado este miércoles.