NUEVA JERSEY – La medida de racionamiento de gasolina en el estado de Nueva Jersey tras el huracán Sandy termina.

A dos semanas del devastador temporal las estaciones vuelven a la normalidad, ya que el gobernador, Chris Christie, había ordenado el poner gasolina cada tres días desde el pasado 3 de noviembre.

Los residentes con número de placas pares no podían abastecerse en días pares, y aquellos choferes con placas impares llenaban sus tanques en dichos días.

Los condados más afectados por Sandy fueron Bergen, Essex, Hudson, Hunterdon, Middlesex, Morris, Monmouth, Passaic, Soerset, Sussex, Union y Warren.

Por su lado, Nueva York y Long Island, aún continuarán con las medidas de racionamiento que comenzaron el pasado viernes debido a las largas filas para suministro del combustible.