Celebra tu herencia hispana y endulza tu paladar con tres postres fáciles y rápidos con ese delicioso sabor latino que te hará quedar ¡como una experta en repostería!

Postre de Plátano


Necesitas: Un plátano y una nuez picada por persona, crema batida, cajeta mexicana o dulce de leche argentino, al gusto.

Preparación:
Corta el plátano, de preferencia americano para este postre, en rodajas y colócalo en un recipiente individual. Mézclalo con la crema batida sin romper las rodajas y agrega un toque extra de crema en la parte superior, para decorarlo. Añade la cajeta o el dulce de leche y espolvorea con la nuez picada. Si tienes tiempo, cocina los plátanos al grill antes de cortarlos en rodajas, para dar a este postre hispano un toque gourmet.

Postre de tacos de manzana

Necesitas: 1 lata (21 onzas) de relleno de manzana para pastel; 6 tortillas de harina, una cucharada de canela en polvo, 1/3 de taza de margarina o mantequilla, 1/2 taza de azúcar blanca, 1/2 taza de azúcar morena y 1/2 taza de agua.

Preparación: Para este postre, precalienta el horno a 350 grados F (175 grados C). Coloca el relleno de manzana en cada tortilla como si fueras a hacer un taco. Espolvorea la canela. Cierra los tacos y colócalos boca abajo en un recipiente previamente engrasado con un poco de mantequilla o margarina. Vierte en una sartén la margarina o mantequilla, el azúcar (ambas) y el agua. Deja que hierva, reduce la llama y mezcla despacio por tres minutos. Agrega la salsa de manera uniforme sobre los tacos. Si lo deseas, espolvorea canela extra. Cocina en el horno por 20 minutos. Serán 6 tacos, que puedes partir a la mitad para hacer un postre de 12. ¿A poco no se te antoja?

Paletas de mango a la mexicana

Necesitas:
3 mangos pelados y picados, 1 mango pelado, cortado en rebanadas delgadas y pequeñas; 1 cucharada de chile piquín en polvo, el jugo de 2 limones, 1/4 de cucharada de sal, 1/2 taza de azúcar blanca.

Preparación: Coloca los trozos de mango picado en la licuadora junto con el chile piquín, el jugo de los limones y la sal. Licúa hasta que tenga una consistencia uniforme y vierte en un recipiente. Añade el azúcar y revuelve hasta que se disuelva. Agrega las rebanadas pequeñas de mango a la mezcla, que se coloca después en moldes para hacer paletas heladas. Congela de 14 a 24 horas para lograr un postre con mucho sabor latino que a los pequeños encantará.