WASHINGTON— El mayor intento del gobierno federal de participar en el comercio en internet ha dejado a numerosos estadounidenses asombrados por los problemas técnicos.

Pero la industria de los seguros y otros con experiencia en la implementación de nuevos programas dicen que todavía hay tiempo para solucionar los problemas técnicos del nuevo programa de servicios médicos antes que los beneficiarios comiencen a recibir cobertura el 1 de enero.

El sistema de inscripción en healthcare.gov fue desactivado de nuevo el martes por la madrugada para ser actualizado, una semana después de salir al aire, y expertos han sido llamados varias veces a solucionar problemas.

La población en diferentes partes del país continuó reportando demoras el lunes, así como problemas en establecer las preguntas de seguridad en sus cuentas. Sin embargo, el gobierno dice que la atestada "sala de espera" electrónica se va vaciando poco a poco.

A pesar de la confusión, el sector de seguros no ha criticado el plan. Alarmado de que sólo un puñado de personas pudieron inscribirse al comienzo, los aseguradores dicen que la situación ha mejorado y que esperan que mantenga el ritmo.

El lanzamiento de otro programa federal de envergadura, el de medicamentos por receta del Medicare en 2006, también tuvo problemas al principio.

"No hubo suficiente tiempo para probarlo, de manera que el ensayo general fue la noche del debut", dijo Michael Leavitt, principal funcionario de salud pública del presidente George W. Bush y responsable de la implementación de ese programa.

"En las próximas dos semanas tienen oportunidad de arreglar las cosas", dijo Leavitt, quien ahora dirige una firma que asesora a los estados sobre la reforma del sistema de servicios médicos.

Por su parte, el sector de seguros ha pedido paciencia. "Esto es un maratón, no un sprint", dijo Karen Ignagni, jefa del grupo America's Health Insurance Plans, en una declaración. "Esperamos que la inscripción siga aumentando en los próximos días y semanas".