Los graves problemas que enfrentan los usuarios para inscribirse en la nueva ley de salud obligaron a extender durante seis semanas más, hasta marzo del 2014, la inscripción a Obamacare.

Entre tanto, la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, a quien varios sectores han pedido su renuncia debido a los problemas en las páginas de internet de Obamacare, dijo que no renunciará.

La secretaria Sebelius dijo además que el presidente Barack Obama apenas se enteró de los fallos de internet cuando comenzó el sistema de inscripción en healthcare.gov.