Al menos 18 personas han muerto por la gripe en el estado de Massachusetts lo que ha llevado a la ciudad de Boston, donde hay más de 700 casos confirmados, a declarar una emergencia sanitaria, según informan hoy los medios locales.

La "temporada de gripe" en Estados Unidos se extiende de octubre a mayo y en su boletín más reciente el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) indicó que se habían confirmado 3,700 hospitalizaciones por gripe desde octubre del año pasado, y que al menos 20 niños han muerto, en todo el país.

El diario The Boston Globe informó que la ciudad está cooperando con los centros de asistencia pública al ofrecer  la vacunación contra la gripe de manera gratuita. En Boston, según el diario, se han confirmado cuatro muertes por gripe desde octubre, todas ellas de ancianos.

El informe del CDC muestra altos niveles de actividad viral en Wyoming, Utah, Colorado, Nuevo México, Kansas, Oklahoma, Texas, Minnesota, Missouri, Arkansas, Louisiana, Mississippi, Alabama, Georgia, Florida, Carolina del Sur, Tennessee, Carolina del Norte, Illinois, Indiana, Michigan, Ohio, Virginia, Pensilvania, Nueva York, Vermont, Massachusetts, Rhode Island y Nueva Jersey.

Muere niña tras visitar urgencias, en Texas.

El informe del CDC también muestra actividad viral de la gripe en nivel moderado en los estados de Washington, Oregon, Arizona, Dakota del Norte, Nebraska, Indiana, Virginia Occidental, Alaska y Delaware.

El alcalde de Boston, Thomas Menino, declaró una emergencia sanitaria en su ciudad, donde desde el 1 de octubre se han registrado diez veces más casos que en toda la temporada de gripe del año anterior.

Menino señaló en un comunicado que "ésta es la peor temporada de gripe que hemos tenido desde 2009 y la gente debería tomar muy en serio la amenaza".

La portavoz del Hospital General de Massachusetts, en Boston, Kristen Stanton, dijo a la cadena de televisión CNN que en lo que va de temporada esa institución ha registrado 532 casos de gripe, una cifra que supera lo que el hospital ha atendido en las tres temporadas de gripe anteriores.

El 76 por ciento de los casos de gripe en esta temporada se atribuye a una cepa muy similar a la que causó una grave temporada de gripe en 2003-2004, durante la cual hubo más de 40,000 muertes en Estados Unidos vinculadas a esa enfermedad.

Enfermos abarrotan hospitales.

En Illinois, 11 hospitales de Chicago han recibido un número tan alto de pacientes con gripe que ya no pueden aceptar más y las autoridades sanitarias, que dan cuenta de 150 personas internadas en cuidado intensivo por la gripe. Seis personas han muerto por la gripe, en ese Estado.