La idea de que los esmaltes pueden ser nocivos no es nueva, de hecho se generalizó en el 2006 cuando salió a la luz que tres de los componentes de las marcas más comunes eran tóxicos.

El célebre trio está formado por el formaldehído, un conocido carcinógeno usado como endurecedor, el tolueno, que le da uniformidad al color y el plastificante ftalato de dibutilo -DBT por sus siglas en inglés- que añade flexibilidad y brillo.

El caso es que el DBT, por ejemplo, se ha relacionado con la presencia de defectos de nacimiento y el tolueno puede ser nocivo para el sistema nervioso y generar problemas reproductivos. Es claro que el mayor riesgo lo corren las personas que están en contacto permanente con estas sustancias, como las manicuristas y los trabajadores de salones de belleza.

Aunque en teoría muchas compañías han retirado estos compuestos de sus productos, como se cita en un reciente artículo publicado en el New York Times, una investigación hecha por el Departamento para el Control de Sustancias Tóxicas de California, en el 2012, encontró que algunas de ellas, simplemente los retiraron de las etiquetas y continuaron usándolos.

El artículo destaca, además, que mientras la Unión Europea ha prohibido el uso de DBP en todo tipo de cosméticos, en Estados Unidos, no se han tomado medidas destacables. Sin embargo,existen marcas como Zoya, Priti, Butter London y Sante, entre otras, que usan formulas libres de estos compuestos dañinos.

Claro está que si de belleza se trata, lo más saludable siempre lleva ventaja, por eso los expertos recomiendan llevar uñas cortas si son quebradizas y usar cremas hidratantes varias veces al día para mantenerlas saludables. El uso exagerado de removedor, por ejemplo, puede ser dañino para las uñas. Evite el uso de acetonas, estas las resecan y recuerde que remover la cutícula puede causar infecciones.Si confía su cuidado a una manicurista asegúrese de que use elementos debidamente esterilizados y este autorizada por el estado para trabajar.

De acuerdo con los expertos de la Clínica Mayo las uñas deben ser suaves y de color uniforme y tener cierta consistencia además de no tener hoyos ni surcos.