MIAMI - Aunque la compañía Carnival ha ofrecido una compensación de $500 dólares a cada pasajero del crucero averiado en el Golfo de México, algunos de los que vivieron esa pesadilla a bordo del Triumph no se conforman y ya han empezado a tomar acciones legales contra la empresa.

Según el abogado Benjamín Chiriboga, el boleto que la compañía le da a los pasajeros “es un contrato […] con Carnival, y en ese contrato típicamente hay limitaciones”.

A las limitaciones que se refiere el abogado es a cláusulas como la siguiente: “no sería responsabilidad de Carnival cualquier daño emocional, mental o estado de angustia o daño sicológico que pudiera sufrir el pasajero bajo cualquier circunstancia, a menos que el daño fuera causado por la negligencia de Carnival”.

Spencer Aronfeld, un abogado de Florida, que ha recibido llamadas telefónicas de al menos ocho personas interesadas en demandar, dice que van a “hacer un caso en la corte federal aquí en Florida”. El abogado dice que reclamará que sus clientes sufrieron daños emocionales.

Pero no será fácil ganar una demanda contra Carnival, y es que los derechos de compensación para pasajeros de cruceros son más limitados que quienes viajan, por ejemplo, en avión.

Chiriboga dice que es muy probable que los pasajeros del Triumph se tengan que conformar con la compensación que les está ofreciendo Carnival.