NUEVA YORK - El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, fue distinguido hoy en Nueva York con la Insignia de Oro de la Sociedad de las Américas, el máximo galardón de esta institución, en un acto en el que afirmó que espera que "al año que viene, haya paz" en su país.

"Hemos tomado una gran decisión, que es la de comenzar negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el próximo mes, después de cincuenta años de guerra, y soy optimista sobre que saldremos victoriosos. Espero que, al año que viene, cuando vuelva aquí, haya paz en Colombia", declaró Santos en su intervención.

El presidente apuntó que el conflicto con la guerrilla, "que ha costado muchas vidas, sangre y sufrimiento", es el más largo que continúa abierto en el mundo, así como que su resolución será positiva "no sólo para Colombia, sino para toda la región".

Asimismo, aseguró que la situación de la seguridad en el país "continúa mejorando, aunque haya problemas", y puso como ejemplo la "eliminación" del máximo dirigente de las FARC y de su "número dos", además de "la captura, desmovilización o muerte de un número de guerrilleros sin precedentes".

Además, apuntó que han registrado el menor número de secuestros en cuarenta años, por lo que "los progresos en materia de seguridad han sido enormes".

Santos confesó que aspira a que el Gobierno que preside desde 2010 "sea recordado por la historia como reformista y progresista".

"Cuando fui elegido, planteé al Congreso un plan que se resumía en tres palabras: más seguridad, más empleo y menos pobreza, y dos años después podemos mostrar resultados concretos", subrayó Santos.

Así, enumeró algunas de las 84 reformas que ha puesto en marcha, como la redistribución de regalías, "para favorecer a los más pobres del país", o una legislación encaminada a devolver la tierra a los desplazados por la violencia del conflicto.

Por otro lado, defendió que contar con una economía "sostenible y responsable es un derecho constitucional fundamental", ya que, de lo contrario, "es muy difícil garantizar los derechos del pueblo".

"Si tienes una crisis como la de los países europeos, no puedes garantizar la seguridad, la salud, la justicia, por lo que tener una economía responsable y sostenibilidad fiscal es un derecho constitucional fundamental", puntualizó Santos, quien añadió que la economía colombiana se halla en unas condiciones "bastante" buenas.

El presidente puso como ejemplo el aumento de los acuerdos comerciales de Colombia con países como Japón, Corea del Sur o China, "para diversificar y fortalecer las exportaciones, lo que garantizará un crecimiento continuo en el futuro", o el incremento de la inversión en infraestructuras, que ha pasado de 3 billones de pesos a 40 billones.

Tampoco dejó de destacar "las progresistas contribuciones sociales" de su país, de las que se mostró "muy orgulloso", como la implantación de una educación completamente gratuita para todos los niños colombianos, la ampliación de la cobertura del sistema sanitario o los esfuerzos por atajar la pobreza extrema.

Por último, Santos se refirió a la labor de integración que están promoviendo en Latinoamérica, "probablemente la más importante en la historia de la región", y a la "normalización" de sus relaciones con los países vecinos.