NUEVA YORK - Los dos hermanos sospechosos de llevar a cabo el ataque de la semana pasada en el Maratón de Boston decidieron, después de que el FBI distribuyó fotos de ambos, conducir hasta Manhattan y detonar más explosivos en Times Square, dijeron el jueves funcionarios de la ciudad de Nueva York.

Su plan fracasó cuando notaron que el vehículo deportivo utilitario Mercedes que habían robado el 18 de abril, tres días después de los ataques en Boston, no tenía combustible suficiente para el viaje, dijo el Comisionado de Policía de Nueva York, Ray Kelly.

Nueva York ha estado en alerta desde los secuestros de aviones del 11 de septiembre del 2001.

Times Square en Manhattan fue blanco de un fallido ataque con un coche bomba por parte de un ciudadano estadounidense nacido en Pakistán en mayo del 2010.