LOS ÁNGELES (California) – El país entero se ha visto afectado por el llamado cierre de gobierno, que ha cerrado las puertas de un sinfín de servicios y negocios como consecuencia.

Una de dichas consecuencias pudiera reflejarse hasta en el consumo de la leche, pues sin el subsidio federal que esta industria recibe para enfrentar sus costos, el galón pudiera llegar a costar hasta $8.

Esto tiene muy preocupadas a muchas familias, que ofrecen leche a sus pequeños día con día como parte de sus alimentos nutritivos.

En caso de registrarse este daño tan devastador para la industria de la leche, el alza de precio entraría en efecto hasta en enero del 2014.