NUEVA YORK – Un momento crucial en la vida de Jenni Rivera fue su conversión a la cristiandad.

Aquí vemos a la diva de la banda asistiendo a un servicio en la iglesia Vencedores, de Nevada, donde recibió palabras que le hicieron derramar lágrimas.

En una reciente entrevista, el hermano de Jenni y pastor de una iglesia en Los Ángeles, Pedro Rivera, dijo que su hermana era comprar juguetes para los niños con $5,000 que le había otorgado.