NUEVA YORK - Un hombre bangladeshí acusado de haber intentado volar en octubre pasado el edificio de la Reserva Federal (Fed) de Nueva York se declaró hoy culpable de todos los cargos ante un tribunal federal de Brooklyn.

El acusado, Quazi Mohammad Rezwanul Ahsan Nafis, de 21 años, admitió haber intentado detonar una carga explosiva que resultó ser falsa para atacar la sede de la Fed en la Gran Manzana, informó la Fiscalía Federal del Distrito Este de Nueva York.

El bangladeshí se enfrenta ahora a un mínimo de 30 años de cárcel y una pena máxima de cadena perpetua cuando la juez federal encargada del caso, Carol Amon, dicte la sentencia fijada para el próximo 30 de mayo.

Nafis había sido detenido el pasado 17 de octubre después de intentar atentar con un supuesto artefacto contra el edificio del banco de la Reserva Federal en Nueva York, aunque el explosivo resultó ser falso.

El acusado aparcó junto al edificio una camioneta cargada con lo que creía que eran explosivos suministrados por un cómplice, quien en realidad era un agente encubierto del FBI, según detalló la Fiscalía en un comunicado.

Después de estacionar la camioneta, el joven bangladeshí se dirigió hacia un hotel cercano desde el que intentó detonar los explosivos a través de un teléfono móvil, momento en el que fue detenido por la Policía.

Nafis había despertado el interés de las autoridades estadounidenses por sus posturas en internet a favor de la Yihad y por asegurar que tenía contactos con la red terrorista Al Qaeda fuera de EEUU.

Dentro de los preparativos para el atentado, Nafis contactó con otro supuesto simpatizante de Al Qaeda que era en realidad un agente encubierto del FBI, quien le suministro unos 450 kilos de una sustancia explosiva manipulada para ser inofensiva.