MIAMI - El presidente venezolano, Hugo Chávez, dio muestras de una ligera mejoría este jueves, lo que llevó a los médicos a “rebajar el nivel de sedación y mantenerlo fuera del coma inducido”, según una publicación del diario español ABC, que cita “fuentes en contacto con el equipo médico”.

El mismo diario afirma que la salud de Chávez ha sufrido otra complicación: “una notable inflamación abdominal”, y si ésta perdura, tendrían que someterlo a una nueva cirugía.

Al parecer al mandatario, en su más reciente intervención quirúrgica, se le extirpó parte del intestino delgado, y en una biopsia se le detectaron “células cancerígenas en las paredes internas del intestino”.

En cuanto a la neumonía que aqueja al mandatario, el diario afirma “que se debió a una infección ocasionada durante la traqueotomía que se le practicó”.

A Chávez no se le ve aparecer desde su última operación el 11 de diciembre de 2012, lo que ha levantado toda clase de rumores alrededor del verdadero estado de salud del gobernante.