NUEVA YORK - Un voraz incendio causó estragos la madrugada del martes en Newark, Nueva York.

El fuego se registró poco después de la media noche en el 512 de la calle Orange, consumiendo prácticamente dos edificios.

Los negocios en el primer piso fueron devorados por las llamas. Los residentes en los apartamentos de los pisos superiores lograron salir a tiempo.

No se sabe que provocó el incendio.

Los bomberos investigan.