Una réplica del mítico Titanic, el Titanic II, surcará las aguas del Atlántico desde Inglaterra a Nueva York en 2016, reveló hoy el magnate australiano Clive Palmer que planea construir una copia del famoso transatlántico.

"El nuevo barco será tan lujoso como el Titanic original, pero por supuesto contará con la tecnología del siglo XXI y los últimos sistemas de navegación y seguridad", indicó Palmer a los medios en una rueda de prensa en Brisbane.

La reconstrucción del barco, del que este año se cumplían los 100 años de su hundimiento, servirá de tributo al espíritu de los hombres y mujeres que construyeron el original.

"Estas personas hicieron un trabajo que continúa maravillando al mundo 100 años más tarde, nosotros pretendemos que el ese espíritu continúe otros 100 años más", explicó el millonario australiano.

El Titanic original medía casi 270 metros de eslora y 53 de altura, con un peso aproximado de 40,000 toneladas y una capacidad superior a las 2,200 personas a bordo.

La noche del 14 de abril de 1912 el buque chocó contra un iceberg al sur de las costas de Terranova y se hundió en menos de tres horas, causando la muerte a más de 1,500 personas, entre pasajeros y tripulación.

La única diferencia entre el original y el "Titanic II" será el motor diesel que sustituirá al de carbón del primer modelo.

El Titanic II contará con 840 habitaciones y nueve cubiertas, al igual que su predecesor, además de tener "lo último en comodidades y lujos, como gimnasios y piscinas a bordo, biblioteca y restaurantes de clase alta".

El millonario australiano indicó que la naviera de su propiedad Blue Star Line ha encargado la construcción del barco al astillero estatal chino Jinling, cuyo costo no ha sido desvelado.

Según Palmer, el viaje inaugural está previsto para finales del 2016 desde Inglaterra a América del Norte.