El asambleísta estatal demócrata por Brooklyn, Dov Hikind, pidió disculpas a los que se sintieron ofendidos por disfrazarse como un jugador negro de baloncesto, durante una fiesta por la
festividad judía de Purim, el domingo pasado en su casa.

Hikind se pintó la cara y se puso una peluca de afro.

Sostuvo que su trabajo como político ha demostrado que no es racista. La acción de Hikind
fue condenada por la Liga Anti Difamación.

En una declaración escrita sostuvo que tuvo un horrible juicio de criterio y que si
una persona negra se viste de hasidico, hubiera sido igualmente inapropiado.

Agregó que mostrar racismo en público, es ofensivo, particularmente cuando se trata de un funcionario electo.

Hikind criticó recientemente al diseñador John Galliano por vestirse como
hasídico.