NUEVA YORK – La Guardia Nacional abrió los puertos de Nueva York y Nueva Jersey este jueves para poder suministrar gasolinas.

Las líneas en cada estación del área tri-estatal son notables tras las súper tormenta Sandy.

Los puertos estarán limitados a cargamentos de gasolina, ante el temor de una escasez masiva en nuestra área, según las autoridades. Pero el problema ante la demanda y la ecazes, los cargamentos parecen no alcanzar para todos.

Varios choferes tienen que esperar por un promedio de 2 o 3 horas para poder abastecer sus autos de combustible. Por otra parte, las filas enormes de personas con generadores y plantas eléctricas, también se notan desesperados mientras esperar con para llenar sus embaces.

Hay que tener en cuenta que varias gasolineras en el área tri-estatal permanecen cerradas por la

falta de electricidad o de combustible.

La policía estatal fue despachada a las gasolineras de las principales autopistas ante la ola de residentes en busca de combustible para sus generadores y autos.

El puerto de Nueva York recibe un promedio de 900,000 barriles diarios.