KENNEBUNK (Maine) - Los argumentos legales no aclararon este viernes si los curiosos vecinos sabrán quién frecuentó en esta comunidad costera los favores de una instructora de gimnasia acusada de prostitución y otros delitos en su estudio de "zumba".

Un juez estatal se negó a autorizar la difusión de los nombres de los clientes, pero uno de los abogados se dispuso a apelar el viernes ese fallo.

Alexis Wright, una instructora de gimnasia de 29 años especializada en el ejercicio rítmico zumba, se declaró inocente de prostitución, violación de la privacidad, evasión fiscal y otros delitos por haber aceptado presuntamente dinero a cambio de favores sexuales, y de haber filmado esos encuentros. Su socio mercantil también se ha declarado inocente.

Los investigadores que registraron el estudio de Wright y su oficina descubrieron un sistema de video para grabar encuentros sexuales, facturas y meticulosos apuntes sobre sus clientes, según los documentos judiciales.

De acuerdo con esa información, la policía de Kennebunk emitió varias citaciones judiciales a los clientes de Wright por faltas menores como participar en casos de prostitución. Los primeros nombres iban a ser difundidos el viernes, pero la policía tuvo que aguardar el permiso judicial antes de hacerlo, dijo el teniente Anthony Burpee.

El abogado Stephen Schwartz apeló el fallo del juez en Biddeford, que el jueves por la noche se negó a intervenir y cesar la difusión de las identidades.

Pidió además permiso para elevar el proceso a la Corte Superior de Justicia en Portland, donde un juez preside el caso contra Wright y su socio Mark Strong, un agente de seguros de 57 años e investigador privado, que se declaró inocente de 59 cargos de faltas leves.

"Creemos sinceramente que sus identidades no deben ser difundidas. La mera difusión de sus nombres tendría consecuencias devastadoras en un caso en el que el gobierno, creemos, tendrá muchas dificultades para probar", dijo Schwartz.

La existencia de la lista ha fomentado las conjeturas sobre los nombres que la componen. Los lugareños indicaron que podría tratarse de abogados, policías, y personalidades muy conocidas.