NUEVA DELHI - La Policía india arrestó a seis individuos acusados de la violación múltiple que sufrió una mujer en el norte del país a manos de siete hombres, entre ellos el conductor del autobús en el que viajaba, informó a Efe una fuente oficial.


El más reciente episodio contra una mujer india ocurrió la noche del viernes, cuando la víctima volvía en autobús nocturno de una visita a casa de sus padres.


De acuerdo con el relato de la víctima, citado por medios locales, el conductor del vehículo y otro empleado de la compañía de transportes se negaron a realizar la parada preceptiva y siguieron hasta un lugar apartado, donde se les unieron otros cinco hombres.


Tras consumar la agresión, los acusados dejaron a la mujer cerca de su domicilio.


Este caso llega cuando la opinión pública del gigante asiático sigue conmocionada por el de una joven estudiante que falleció hace dos semanas tras haber sido violada por seis hombres cuando viajaba en un autobús en Nueva Delhi.


Esa agresión y la posterior muerte de la víctima desataron una ola de protestas callejeras en la capital india que desembocaron en duros enfrentamientos con las fuerzas del orden.

El letrado Manohar Lal Sharma, que lleva la defensa de Mukesh Singh -considerado el cabecilla del grupo que el 16 de diciembre violó a la víctima en un autobús- reiteró este lunes que su cliente continúa siendo torturado en prisión, como ya dijo el pasado jueves, cuando declaró que al acusado la policía le había metido "un palo por el ano".


"Mi cliente sigue sufriendo torturas; ahora se las infligen otros convictos que siguen órdenes de las policía", dijo Sharma, que afirmó haber denunciado los hechos ante el tribunal para que los verifique, pero su petición no ha sido tomada en consideración.


La Oficina Nacional de Registro de Crímenes reveló en 2011 que cada 20 minutos una mujer es violada en la India, pero que en sólo uno de cada cuatro casos el violador es condenado, debido, según los analistas, a la "corrupción" en el cuerpo policial.