La desgracia sucedió en una intersección con semáforos de calles en una ciudad de Sudáfrica y quedó captada en cámara conmocionando al país entero.

En las imágenes de vídeo, grabadas desde el interior de un vehículo que se salva milagrosamente de la colisión, se observa cómo un semáforo se pone en verde. Es entonces, al reanudarse la circulación, cuando se produce la brutal embestida del camión. Otras imágenes obtenidas demuestran que en la intersección no había en aquel momento problemas de visibilidad.

El siniestro tuvo lugar la noche del pasado 5 de septiembre y dejó 22 muertos y más de 60 heridos.

La noticia, publicada en el diario Port Elizabeth Herald, describe cadáveres esparcidos por el asfalto dejaron constancia de la tragedia vivida en pocos segundos. El conductor, un joven de 23 años, se enfrenta ahora a 22 cargos de homicidio.

Según informaciones locales, el accidente dejó a decenas de familias rotas, niños huérfanos y familias enteras que fueron trasladadas al hospital.