Un joven británico decidió tatuarse nada más y nada menos que su pasaporte.

Richard Ashton de 27 años dijo que optó por grabarse una imagen que conmemoraran sus vacaciones en Australia, y vez su patriotismo.
Ashton reveló que fue una decisión inteligente, ya que una vez no tenía identificación cuando fue al banco y solo bastó con quitarse la camisa.

Solo me pregunto: ¿Qué pasará cuando tenga que renovar?

Véanlo aqui: