NUEVA YORK – Un grave error cobra una vida en un hospital de Brooklyn.

Un hombre de 84 años murió luego de recibir una transfusión equívoca de sangre, según las autoridades.

La víctima falleció en el hospital Coney Island el pasado mes de junio, luego de que el hospital confundiera el tipo de sangre del paciente.

La entidad estatal a cargo de la salud y hospitales públicos “Health and Hospitals Corp.” (HHC), dijo la triste noticia y ofreció sus condolencias a los familiares del fallecido.

La HHC ha ordenado al hospital enviar sus pruebas de sangre a laboratorios externos.

De acuerdo al informe publicado por el diario Daily News, tragedias como esta ocurren una en 14,000 transfusiones.