Benedicto XVI afirmó: "ya no soy el pontífice, sino un peregrino más" en el discurso que dirigió a los fieles reunidos en la plaza de Castel Gandolfo, tras abandonar el Vaticano.

A continuación, precisó que "hasta las ocho de la tarde, sigo siendo el papa".

Se despide por las redes sociales

"Gracias por vuestro amor y cercanía. Que experimentéis siempre la alegría de tener a Cristo como el centro de vuestra vida", fue el último mensaje publicado este jueves en la cuenta de Twitter del papa Benedicto XVI, @pontifex, pocos minutos antes de abandonar el Vaticano en helicóptero.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, explicó hoy en una comparecencia ante los medios que tras este tuit, la cuenta quedará a disposición del futuro pontífice.

Ayer Benedicto XVI envió el penúltimo tuit, en el que exhortó a los fieles a sentir la alegría de ser cristianos.

"Quisiera que cada uno de vosotros experimentara la alegría de ser cristiano, de sentirse amado por Dios, que nos ha enviado a su Hijo", escribió, tras la audiencia pública de los miércoles, el último acto público de su pontificado en el Vaticano, que reunió en la plaza de San Pedro a unas 200.000 personas.

Respecto a la cuenta @Pontifex, el secretario del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, Paul Tighe, informó hoy de que la misma fue creada para uso exclusivo de Benedicto XVI y que permanecerá inactiva durante el período de sede vacante, el interregno que va entre la renuncia y la elección de su sucesor.

Tighe precisó que @Pontifex estará disponible para ser usada por el siguiente papa, "si él desea hacerlo".