NUEVA JERSEY – Hablan por primera vez los padres de una bebé atropellada en el poblado de West New York.

El incidente ocurrió a principios de agosto, cuando un conductor de un autobús público se accidentó, ocasionando la muerte de Ángela Paredes, de ocho meses de nacida.

Idowu Garomola, quien recibió cargos por homicidio vehicular, perdió el control en JFK Boulevard East, derribando un poste, el cual impactó mortalmente a Paredes, que era llevada en un coche por su madre.

La policía dijo que Garomola, de 48 años, estaba hablando a través de un teléfono celular cuando ocurrió la tragedia.

El autobús pertenece a la empresa Sphinx Transit.

Un testigo dijo como uno de los oficiales desesperadamente trataba de resucitar al pequeño, aplicándole respiración artificial, pero todo fue en vano.

Testigos en el área dijeron que el bus perdió el control y causó el descontrol de otros automóviles.

Familiares y amigos le dieron el último adiós a la bebé el pasado 5 de agosto.

Los padres de Paredes han exhortado a todos los conductores a permanecer enfocados en el camino y no distraerse para evitar tragedias como esta.