LONG ISLAND - Una estudiante de 21 años de edad fue muerta por un disparo de la policía, mientras un pistolero la usaba de escudo para tratar de escapar de las autoridades durante un allanamiento de morada en Long Island.

La policía del condado de Nassau especificó en rueda de prensa que Andrea Rebello fue herida mortalmente por la policía, no por el pistolero armado que estaba tratando de robar la casa fuera del campus, donde vivía con su hermana gemela, Jessica, y otras personas.

Rebello, estudiante de relaciones públicas en la Universidad de Hofstra, y el sospechoso Dalton Smith, de 30 años, fueron baleados cuando él trataba de alejarse de la policía con una pistola en la cabeza de la joven.

En el informe de las autoridades se señala que un oficial disparó ocho rondas, siete de las cuales afectaron al sospechoso y una impactó a Rebello en la cabeza.

La policía dijo que Smith entró en la casa por una puerta que había quedado abierta, obligó a punta de pistola a tres mujeres y a un hombre para que le entregaran el dinero y las joyas.

No tenían mucho dinero en la casa, y Smith le ordenó a una de las mujeres que fuera a retirar dinero del banco, amenazando que iba a matar a uno de sus amigos si ella no regresaba en ocho minutos.

La joven llamó al 911 mientras conducía al banco y no regresó a la casa.

La policía respondió poco después de la llamada  y cuando llegaron, Smith le dijo a uno de los rehenes, la hermana gemela de la mujer que más tarde fue asesinada, que bajara las escaleras y le dijera a la policía que todo estaba bien.

Cuando abrió la puerta, la chica salió corriendo y le gritó a los oficiales que adentro había un hombre armado con una pistola.

Dos oficiales luego entraron a la casa y subieron por una estrecha escalera. En ese momento, uno de los agentes vio a Smith que sometía a Rebello con una llave de cabeza, Smith apuntó con el arma al oficial y éste le disparó entonces los tiros fatales.