La policía y fiscales de los condados están impulsando la aprobación de una nueva ley que sería la base de una estrategia para combatir a las pandillas.

Esto sucede a la vez que la tasa de asesinatos se ha elevado en un 50 por ciento, sobre el año pasado.

Actualmente, la ley estatal permite enfrentar los crímenes de pandillas uno por uno, pero una legislación llamada “Street Gang Racketeer Influenced and Corrupt Organizations (RICO)” permitiría a los fiscales enfrenta a las pandillas como organizaciones criminales.

Tanto la Cámara de Representantes como el Senado Estatal aprobaron el proyecto de ley, y el superintendente de la policía, Garry McCarthy y la fiscal del condado de Cook, Anita Alvarez, están haciendo un llamado al gobernador Pat Quinn para que la firme.

"Es difícil ver a pandillero tras pandillero, la mayoría hombres jóvenes de minorías, ser condenados y encarcelados una y otra vez, mientras que los líderes de estas pandillas siguen escapando la detención y el enjuiciamiento", dijo Alvarez el miércoles.

McCarthy dijo que entre el 75 y el 80 por ciento de los homicidios de la ciudad están relacionados con pandillas, impulsados por 69 pandillas y más de 600 disidencias.

La nueva legislación, dijeron, ayudaría a enjuiciar a los líderes de pandillas que ordenan los delitos resultando en las altas tasas de homicidio de la ciudad.

Pero primero el proyecto de ley debe de ser firmado por el gobernador Quinn.