MEXICO- Los agricultores de tomate de México firmaron e implementaron un nuevo acuerdo con Estados Unidos para poner fin a una controversia comercial por el fruto, informó el gobierno mexicano.

El convenio se propuso a comienzos de febrero y se sometió a un periodo de consulta pública.

La Secretaría de Economía de México informó el lunes que el acuerdo final fue firmado con autoridades del Departamento de Comercio estadounidense. Dijo que el convenio "provee un marco de estabilidad y certidumbre" para sus agricultores.

El acuerdo fortalece las acciones contra la competencia desleal y reajusta los precios mínimos al mayoreo después de que agricultores de Florida se quejaran de que los productores mexicanos estaban vendiendo tomates frescos por debajo del costo de producción.

La venta de tomate mexicano en Estados Unidos alcanzó un valor superior a los 1.800 millones de dólares en 2011.