El país de Siria ha captado nuevamente la atención del mundo entero, ahora porque ahí se encontraron más de 100 cadáveres.

Estaban en un río, esto al sur de la ciudad de Aleppo. La mayoría de las víctimas son hombres no mayores de 30 años, tenían las manos atadas por la espalda y un balazo en la cabeza.

Se desconoce si las víctimas murieron ahí mismo, pues no fue hasta que las aguas bajaron que aparecieron los cuerpos. Esto indica que pudieron haber sido lanzados al río a distancia de la ciudad.

El gobierno de Siria culpa a supuestos grupos terroristas de la masacre, mientras que fuerzas rebeldes señalan a las autoridades como la mano dura detrás de estas muertes.

Fuentes oficiales afirman que todavía no han podido identificar a las víctimas, pues los cuerpos están en áreas ocupadas por rebeldes y ha sido difícil recuperar todos.

Hechos como este es que ha hecho que muchos ciudadanos de Siria abandonen su país. Solo en las últimas seis semanas 200,000 personas buscaron refugio en naciones como Líbano, Turquía, Jordania e Irak.