Surgir o trascender es uno de los objetivos, tal vez, más importantes de la vida, pero conocerse a sí mismos para brindarse a los demás nos hace únicos, especiales, maravillosos. Lizzie Velásquez lo logra de una manera muy particular. Su fealdad, como consecuencia de una rara enfermedad de nacimiento que la aqueja, no la detiene para motivar a los demás.

Además de ella, sólo la tienen dos personas más en el mundo. Su cuerpo no puede generar músculo, carece de defensas y tampoco gana peso (solo pesa 27 kilos). Su problema nunca fue diagnosticado, pero su rostro la posicionó en las redes sociales, como "la mujer más fea del mundo"...

Lo que para muchos significaría hundirse en la depresión o la tristeza, a ella la motiva, se levanta e invita a los demás a aprender. Le han dicho de todo, "cosa", "monstruo"... Nada la detiene. No sólo se graduó y formó una familia, también da charlas motivacionales y ha publicado dos libros: "Lizzie Beautiful" (2010) y, recientemente, "Be Beautiful, Be You".

A sus 23 años de edad, Lizzie registra en su haber 200 charlas en las que ha convertido su problema en un referente para otras personas. "En vez de sentarme y ver cómo otras personas me juzgan por mi aspecto, prefiero levantarme y presentarme: Hola, soy Lizzie. Quizás ustedes deberían sentarse y empezar a aprender". Esto fue lo que comentó orgullosa en una entrevista en la cadena internacional de noticias CNN.

Lizzie nació y vive en Texas con su mejor amiga. Debido a su reducido tamaño al nacer, con apenas 1 kilogramo de peso, los médicos habían pronosticado que jamás caminaría, pero nunca fue así. Sus padres tuvieron que comprar ropa para muñecas porque la de bebé era demasiado grande para ella.

Lizzie no tiene problemas en sus órganos internos, cerebro y huesos. Sin embargo, sus defensas son muy bajas... Debe alimentarse cada 15 ó 20 minutos. Desde los 4 años, no ve bien en su ojo derecho, apenas tiene 50% de visibilidad.

"Algunos días de mi vida no tienen sentido. Intento hacer lo que puedo y pedir ayuda y rezar para todo lo demás", escribió en "Be Beautiful, Be You". Para terminar, en una entrevista en el show del Dr. Drew, nos volvió a demostrar su gran esprítu de superación: "Me siento muy afortunada de no parecerme a esas celebrities tan guapas ya que eso les da a las personas la oportunidad de conocerte de verdad".