WASHINGTON.- El autor de los disparos de la masacre de Newtown, Adam Lanza, se quitó la vida en cuanto oyó acercarse a la Policía, por lo que podría haber tenido planeada una matanza aún mayor, explicó este domingo el gobernador de Connecticut, Dannel Malloy, en un programa de televisión.

Aunque aún no se ha dado a conocer qué podría haber motivado a Lanza a ejecutar la masacre en la escuela elemental Sandy Hook, Malloy dijo que el joven, de 20 años, podría haber planeado matar a más personas ya que, según apuntan las investigaciones, Lanza se quitó la vida en cuanto escuchó la llegada de los primeros servicios de emergencia.

"Suponemos que fue durante el tiroteo en la segunda aula, oyó que alguien venía, y al parecer en respuesta a eso decidió quitarse la vida", dijo Malloy.

El gobernador no dio información sobre el motivo que llevó a Lanza a cometer la masacre y puntualizó que la Policía no ha encontrado cartas o diarios que pudieran arrojar luz sobre el asunto.

El joven utilizó un rifle de asalto calibre 223 y llevaba consigo otras dos armas cortas.

Según explicó ayer Wayne Carver, director de la Oficina del Forense del estado de Connecticut, todas las víctimas recibieron al menos 3 impactos de bala, y aseguró que lo ocurrido en el colegio Sandy Hook ha sido "lo peor" que ha visto en sus 31 años de carrera.

Según las investigaciones, las armas que poseía Lanza estaban a nombre de su madre.

Lanza asesinó primero a su madre, Nancy, en la casa que compartían, y más tarde se dirigió a la escuela, donde mató a 20 niños y seis adultos.