WASHINGTON - El Buró Federal de Investigaciones, FBI (por sus siglas en inglés) adelanta un interrogatorio a un sospechoso, Paul Kevin Curtis, de 45 años presunto responsable de haber escrito y enviado las cartas al senador, Roger Wicker y al presidente, Barack Obama.

Además de contener ricina, una sustancia química muy tóxica, ambas misivas contenían la siguiente frase: "Ver algo incorrecto y no exponerlo es convertirse en un aliado silencioso de su continuación". También coinciden en otro aspecto, la firma "KC" y expresa: "Soy KC y apruebo este mensaje".

Según CNN, las cartas no llegan directamente a la Casa Blanca. Se trata de puntos de distribución, donde " todo lo que llega pasa por rayos equis".

El boletín del FBI señala que las fuerzas de seguridad "están analizando" la misiva enviada al presidente Obama, "parece provenir de la misma fuente que la enviada el martes al senador".

El jefe de los agentes de seguridad del Senado, Terrance Gainer, señaló en un correo electrónico enviado a las oficinas del Senado que el sobre tenía un matasellos de Memphis (Tennessee), pero no contenía información sobre el remitente.