SEATTLE- Un mexicano sorprendió a los agentes de la Patrulla Fronteriza en el estado de Washington cuando inusitadamente les dijo que carecía de permiso para estar en Estados Unidos y les pidió que lo deportaran.

De acuerdo con un informe semanal del sector Blaine de la Patrulla Fronteriza, el hombre llegó caminando a la oficina en Bellingham el 2 de febrero y solicitó ser enviado a su país. Los agentes lo arrestaron, detectaron que tenía una orden anterior de deportación y procedieron a tramitar su salida de Estados Unidos.

El vocero de la Patrulla en Blaine, Richard Sinks, afirmó que no recordaba haber visto recientemente un caso similar en el estado. Dijo que no tenía más detalles sobre el caso.

Sin embargo, Sinks refirió que sí suceden asuntos similares, aunque ocasionalmente, cerca de la frontera con México, donde hay personas que quieren regresar a su país por motivos que van de emergencias familiares a visitas por días festivos.