Las autoridades arrestaron a un fugitivo requerido por un asesinato en Nueva York hace 27 años, luego de que la hija de la víctima le siguió la pista por internet.

Justo Santos, de 43 años, compareció ante un juez de fianza en un tribunal de Miami-Dade este lunes, por un crimen que los detectives dicen que no ocurrió en el sur de Florida, sino en el Bronx, en Nueva York

Joselyn Martínez tenía sólo nueve años cuando su padre, José "George" Martínez, fue asesinado a tiros fuera del restaurante de su familia en el Bronx, en noviembre de 1986. Veintisiete años más tarde, ella fue capaz de ayudar a encontrar al hombre acusado de matar a su padre a través de Internet.

Santos, que era un adolescente en el momento del tiroteo, huyó a la República Dominicana, fue brevemente encarcelado allí y luego dejado en libertad. La policía de Nueva York terminó su investigación sobre él después de que fue liberado de una cárcel dominicana.

Pero Martínez no dejaba de preguntarse sobre el paradero de Santos y recientemente lo localizó tras una búsqueda en la internet.

"La idea de ser capaz de buscar una persona con Facebook y Myspace me dio la idea de cómo buscar a alguien con estos antecedentes", dijo Martínez, quien descubrió que Santos estaba viviendo en Miami.

Ella dio la información a los detectives de la comisaría 34, en el Bronx, lo que llevó a la detención de Santos en el sur de Florida la semana pasada. Fue encarcelado en la cárcel la madrugada del pasado viernes.

"Está bien, señor, parece que tiene una orden de arresto de Nueva York por asesinato en segundo grado", le dijo a Santos este lunes la jueza de circuito de Miami-Dade Ariana Fajardo.

Se espera que los detectives de Nueva York vengan a Miami y buscar a Santos para que enfrente los cargos.

Sin embargo, se mantendrá en el sur de Florida por lo menos otras dos semanas, hasta la próxima comparecencia judicial ante el juez el 25 de junio.