Washington - El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, instó a "cuestionar" las leyes estatales que contribuyen a aumentar y no a disminuir la violencia armada, al referirse al caso del vigilante George Zimmerman que fue absuelto en Florida tras matar de un tiro al joven negro Trayvon Martin.

Holder señaló que "es hora de cuestionar leyes que sin sentido expanden el concepto de defensa propia y siembran peligrosos conflictos en nuestros vecindarios", durante su intervención en una conferencia de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color en Orlando (Florida).

"Debemos 'proteger nuestro territorio' para asegurarnos de que las leyes sobre las armas reducen la violencia, y mirar con dureza a aquellas que contribuyen a más violencia de la que previenen", afirmó haciendo un juego de palabras con la polémica ley "Stand your ground" (Defiende tu territorio) de Florida.

Florida es uno de los más de 20 estados de Estados Unidos que tiene una ley de estas características, las cuales exoneran de culpa a la persona que bajo ataque y sintiéndose en peligro de muerte use fuerza letal contra su atacante.

Se trata de la segunda vez en apenas dos días que el fiscal general de Estados Unidos comenta públicamente el caso de Trayvon Martin, que ha reavivado el debate racial en el país, ya que la víctima era de raza negra.

"Creo que esta tragedia nos ofrece otra oportunidad para hablar de manera honesta y abierta sobre la complicada y emocional carga que conlleva el caso", indicó.

Holder recordó que, cuando era joven, su padre, motivado por circunstancias similares, sostuvo una conversación con él acerca de "cómo, siendo yo un muchacho negro, debería interactuar con la policía".

"Estoy seguro de que mi padre sintió entonces que su generación sería la última en tener que preocuparse de estas cosas acerca de su hijo", subrayó, después de rememorar cómo fue inspeccionado por la policía durante sus tiempos de estudiante en varias ocasiones sin motivo aparente.

Sin embargo, el fiscal general de Estados Unidos dijo que la muerte de Trayvon Martin el pasado año lo llevó a sentarse y a "tener una conversación" con su "hijo de 15 años", como la que sostuvo con su padre.

"Esta es una tradición entre padre e hijo que esperaba que no tuviese que repetirse", agregó Holder.
La propia NAACP anunció hoy que ya ha recibido más de 800,000 firmas de apoyo a su petición para que el Departamento de Justicia de Estados Unidos inicie un proceso civil contra Zimmerman por violación de los derechos del joven Martin.

Holder, no obstante, evitó pronunciarse sobre la cuestión y señaló que el Departamento de Justicia ha abierto una investigación sobre el caso y aún no ha tomado una decisión al respecto.